Categorías

Problemas de comportamiento

Problemas de comportamiento

18/03/2016· Conejos

Aquí os enumeramos una lista de problemas y cómo solucionarlos aunque hay que tener en cuenta que lo adecuado es hacer un examen físico completo por parte de un veterinario para descartar una causa fisiológica del problema y decidir si está indicado realizar pruebas diagnósticas clínicas.


Masticar objetos inapropiados

Un conejo puede llegar a masticar botones, muebles, el mando a distancia de la televisión, ropa, papel… Pero son de especial preocupación los cables eléctricos por el peligro de que puedan provocar cortocircuitos, fuego o causarle la muerte.

Los conejos en ocasiones se vuelven obsesivos con un objeto como el papel higiénico o los muebles. Este comportamiento suele durar aproximadamente una semana. El dueño puede intentar golpear fuerte el suelo con los pies o rociar al conejo con agua o aire, siempre que lo cojamos in fraganti. Ante el castigo algunos conejos suelen agitar la cabeza, esto parece ser una reacción juguetona a la corrección y puede volver a retomar la actividad indeseada en un breve periodo de tiempo. También podemos ofrecer al conejo algo mejor para masticar, como zanahoria o un juguete aceptable.

Para que el conejo juegue se puede utilizar rollos vacíos de papel, juguetes fuertes de gato, pequeños juguetes de ropa o peluche. De todas formas, el modo más fácil de evitar que el conejo mastique objetos que no queremos, es cerrar las puertas de las habitaciones y proteger las habitaciones en las que dejemos estar al conejo. A algunos conejos no les gusta el olor de perfumes, mentol o repelente de gatos y podemos proteger los muebles tentadores con toallas o sábanas, así como poner los objetos valiosos en lugares donde el conejo no pueda alcanzar. También utilizaremos protectores de cables Un conejo puede aprender a abrir las puertas, a no ser que tengan seguro; una habitación con ordenador tendría que ser uno de los lugares prohibidos para los conejos.


Micción inapropiada

En la sección de entrenamiento ya hemos hablado de este problema por lo que para complementar la información recomendamos la lectura de esa sección.
El comportamiento inapropiado de micción (orinar) suele limitarse a conejos adultos no castrados aunque algunos conejos no llegan nunca a manifestar este comportamiento.
Un adulto no castrado puede rociar orina sobre objetos, muebles, paredes, otros animales, la cama del propietario incluso sobre su propietario y sus amigos. Aunque la madurez sexual ocurre normalmente a los 4 meses en hembras y a los 6 en machos se han dado casos en los que conejos de 3 meses ya presentan este comportamiento. Un conejo no castrado, incluso si tiene más de 1 año de edad, normalmente cesa o disminuye este comportamiento después de la castración. Por lo que para este problema la solución más rápida y fiable es la castración del conejo. Tras la castración las hembras tardan más en manifestar cambios comportamentales (meses) mientras que en algunos machos suelen tener pequeños cambios a los días o semanas.


Monta inapropiada

Los conejos adultos pueden intentar montar a otras especies animales o los pies de una persona. Antes del intento de cópula el conejo emite zumbidos mientras da vueltas alrededor de la persona, animal u objeto a montar. La castración eliminará o disminuirá este comportamiento.


Construcción del nido

Es común en conejas adultas no castradas. Se caracteriza por un aumento en la masticación de objetos de la casa y la protección del territorio. El conejo puede atacar a personas o animales que entren en su territorio. La ovario-histerectomía (castración en la hembra extirpando el útero y los ovarios) eliminará o disminuirá en gran medida este comportamiento indeseado.


Comportamiento miedoso/ tímido

A los conejos no les gusta que les levanten a no ser que hayan sido manipulados y acostumbrados desde pequeños. Los propietarios deben analizar qué situaciones desencadenan miedo en su conejo e intentar solucionar la situación. Los conejos asustados patean con sus extremidades posteriores y luego pueden quedarse inmóviles o bien correr.
Cuando un conejo está asustado, las membranas nictitantes o tercer párpado cubren gran parte del ojo. Para tranquilizarlo lo podemos meter en una caja con una toalla en la base y acariciarlo. Si el propietario es paciente, de esta forma, la mayoría de los conejos aprenden a confiar en su dueño e incluso confiar de personas extrañas o niños.