Categorías

Planteamiento de la castración en hembras

Planteamiento de la castración en hembras

23/03/2016· Perros

Ha llegado el momento de plantearnos el futuro reproductor de nuestra perra. Si queremos o no que tenga camadas, cual es el mejor método anticonceptivo, etc.

Para hacernos una mejor idea vamos a explicar como es el ciclo sexual de nuestra perrita.


El ciclo reproductor

Una perra sexualmente normal tiene capacidad para reproducirse 2 veces al año. Este periodo dura aproximadamente 3 semanas. La perra empezará por tener la vulva más hinchada y tendrá pérdidas de sangre por la vagina. (Esta sangre no tiene ninguna relación con la menstruación de las mujeres). Más tarde dejará de manchar, momento en el que suele empezar a ser fértil. Los perros machos la olfatearán y se sentirán irresistiblemente atraídos. La perra estará nerviosa durante todo el periodo pudiendo llegar a escaparse. Si se produce la monta es muy probable que nazca un nº muy variable de cachorros, por lo que es muy importante que la monta sea deseada.


Deseo que mi perra tenga cachorros

Es muy importante tener bien planificado cuando queremos tener esa camada, ya que aunque el mayor esfuerzo lo hace la perra, es indudable que también va a tener durante un tiempo un efecto importante sobre sus compañeros humanos. Además, deberemos tener cuidado con los celos en los que no vayamos a cruzar a nuestra perra de que no existan embarazos indeseados.


De momento no deseo tener cachorros

Si se plantea que su perra no entre en celo, pero quiere cruzarla en el futuro. Entonces debemos poner una inyección que evitará temporalmente que su perra salga en celo. Si desea que no salga en celo deberá seguir de manera rigurosa un programa de inyecciones que evitará que el sistema reproductor de nuestra perra no se ponga en funcionamiento.


Las ventajas que tiene este método son:

  • Reversibilidad: Cuando dejemos de poner las inyecciones nuestra perra volverá a salir en celo pasado un tiempo variable en un 95 % de los casos.
  • Facilidad: Es un método de fácil aplicación, ya que una inyección permitirá que nuestra perra no salga en celo temporalmente.
  • Seguridad: Contrariamente a los productos antiguos o las pastillas, el producto que utilizamos actualmente apenas tiene efectos secundarios, no aumentando el índice de problemas uterinos ni de tumores de mama.


Las desventajas:

  • La inyección es dolorosa en el momento de la inoculación.
  • Si se quiere mantener la inhibición del celo se debe seguir una pauta rigurosa.
  • Si se utiliza como método anticonceptivo a largo plazo resulta más caro que la castración.
  • Aumento de la incidencia de enfermedades uterinas: hiperplasia endometrial, endometritis y piómetra, que pueden ser de mucha gravedad y necesitar de tratamiento médico y quirúrgico para salvar la vida del paciente.
  • Aumento de la incidencia de patologías mamarias: hipertrofia mamaria benigna en la gata, tumores mamarios benignos (adenomas) y/o malignos (carcinomas y adenocarcinomas) en perras y gatas.
  • Diabetes Mellitus: las progestinas elevan los niveles de glucosa en sangre, tienen lo que se denomina un efecto diabetogénico.
  • Otros efectos indeseables: cambio del comportamiento, aumento del apetito, del peso, del consumo de agua. Y en piel se puede dar decoloración del pelo, caída (alopecia), atrofia y calcificación (calcinosis) en el sitio de aplicación del progestágeno.

Estoy seguro de que no quiero tener cachorros

La mejor opción para no tener cachorros es la CASTRACION que consiste en la extirpación quirúrgica de los ovarios y el útero de nuestra perra.

La operación se realizará mediante anestesia general. Aunque es una operación en la que se extraen órganos abdominales nuestro Centro está perfectamente equipado material y humanamente para ofrecerle el mejor servicio posible.

El mejor momento para realizar la ovariohisterectomía (castración) es a partir de los 6 meses, antes o después del primer celo, ya que de este modo su perra disminuirá de manera drástica la posibilidad de padecer tumores de mama. Sin embargo, si usted decide hacerla con más edad no existe ningún inconveniente, aunque se pierden algunas de las ventajas.


Las ventajas de la castración son:

  • Evitamos la aparición de los signos de celo y por tanto las principales molestias (para los propietarios) del celo en las perras. Estas son: la secreción sanguinolenta vaginal, la tendencia de las perras a escaparse y la atracción de los perros machos.
  • Si se realiza tempranamente evitaremos la aparición de problemas cancerosos en las mamas.
  • Si la cirugía se realiza antes del primer celo las probabilidades de tener un cáncer de mama son casi cero. En cambio, si se realiza después del primer celo las probabilidades se incrementan hasta el 7%, subiendo hasta el 25% si se realiza después del segundo celo.
  • Evitaremos la aparición de piómetras. Esta es una patología muy frecuente en la perra que consiste en una infección en el útero que sin el tratamiento adecuado llevará a la muerte a nuestro animal.
  • No tendremos posibilidad de padecer enfermedades de transmisión sexual.
  • No padecerá de pseudogestación o embarazo psicológico. Esta patología provoca secreción de leche después de cada celo e importantes cambios de comportamiento.
  • Evitaremos embarazos indeseados en un “momento de descuido”, reduciendo así el número de animales abandonados o no deseados. No se debe incrementar aún más la ya excesiva población de perros abandonados.
  • Las perras operadas se consideran mejores animales de compañía.
  • Las perras castradas viven 2 años más de media que las perras que hacen vida "normal".

Las desventajas son:

Es necesaria la realización de una cirugía. Todos queremos evitar el dolor y el riesgo a nuestra mascota. La elección de nuestro Centro Veterinario para la realización de esta cirugía le garantiza los mejores medios y profesionales que se encargarán de que el riesgo sea prácticamente inexistente y que el dolor quirúrgico y del postoperatorio sea asintomático.
El coste inicial es mayor. Aunque el coste inicial es mayor a la larga el ahorro es importante en dinero (inyecciones, coste de veterinario por patologías asociadas al aparato reproductor) y ahorro en problemas para el propietario y la perra.
Un número pequeño de perras pueden sufrir incontinencia urinaria. Un tratamiento adecuado resolverá esta patología.
Las perras castradas necesitan menos energía por lo que se debe controlar la alimentación para evitar que engorden.
Conclusiones

Decida entre los 6 meses y el año de vida qué futuro reproductor desea para su perra.

Si no desea tener cachorros la CASTRACION TEMPRANA es el mejor método anticonceptivo, ya que nos aporta enormes ventajas añadidas para nuestra comodidad y sobre todo para la salud de nuestra perra.