Categorías

Cuidados

Cuidados

18/03/2016· Conejos

El conejo es un animal herbívoro que pertenece al orden de los lagomorfos, activo y de costumbres crepusculares. Su defensa como especie está en la ocultación y el mimetismo, la huída, el conocimiento del terreno y su elevada capacidad reproductiva.

De él se pueden destacar características peculiares como el gran desarrollo de los pabellones auriculares, que son utilizados para mantener la temperatura corporal lo más estable posible; la cecotrofia con la que consigue aprovechar una parte de la dieta; y la capacidad, en la coneja, de una ovulación provocada que posibilita una elevada reproducción.

La temperatura ambiental idónea es de 16-21 ºC, rango 4-27 ºC. Evitar los cambios bruscos de temperaturas o las temperaturas extremas (superiores a 30 ºC).

La gestación dura de 31 a 32 días y los animales nacen sin pelo y sin vista. Los gazapos
dependen totalmente de la leche materna durante los primeros 18 días de vida. La lactancia natural puede alargarse hasta seis semanas.

En la naturaleza el período de máxima actividad corresponde al crepúsculo y la noche; es mínima durante el día.

Los conejos suelen vivir de 5 a 7 años, con unos máximos entre 10 y 15 años. Cabe diferenciar su longevidad en hábitat natural con respecto a la cría en granja, sujeta a imperativos productivos, lo que reduce su vida notablemente.

El conejo en cautividad (jaula) mantiene un equilibrio neurovegetativo. Es por ello que precisa de un medio tranquilo para poder desarrollar su actividad productiva sin altibajos, e incluso para evitar desequilibrios que podrían conducirlos a la muerte.

La vida media del conejo está entre 5 y 10 años. La temperatura corporal puede variar entre 38-39.6ºC; la gestación dura 29 a 31 días; la madurez sexual tiene lugar sobre los 4,5 a 9 meses, siendo más temprana en razas pequeñas que en grandes.

El conejo practica la cecotrofia que consiste en la ingestión de las heces blandas (cecotrofos) directamente del ano, ricas en bacterias y proteínas, para un segundo tránsito digestivo. Estos excrementos son más frecuentes por las mañanas, cuando los animales se encuentran en reposo. Primero, el conejo digiere la hierba que consumió; la celulosa es digerida por las bacterias Anaerobacter a ácidos grasos volátiles que sirven de nutrientes. El resultado de esta primera digestión son los cecotrofos, excrementos verde oliva, blandos y brillantes que el conejo toma de la salida del ano y que vuelve a ingerir. Los excrementos finales del conejo son de un marrón oscuro, más gruesos (7 a 12 mm de diámetro) y duros.


Habitáculo

Se debe permitir al conejo que realice ejercicio, sacándolo de la jaula regularmente. Se recomiendan jaulas específicas para conejos con bandeja de plástico alta y suelo con malla o con perforaciones para que no se acumulen los excrementos y espaciar más las limpiezas. Las jaulas con suelo sólido deberían tener cama de serrín, virutas de madera, paja o heno y limpiarse diariamente.

Hay que diferenciar una zona de descanso de una zona de alimentación y excreción.
Tamaño: como mínimo se recomienda 0,14 m² aconsejándose 0,5 m² por cada 2 Kg de peso
Sustrato: Viruta de madera, papel, heno o reja de 1 x 2,5 cm². El suelo no debe ser resbaladizo, la ventilación tiene que estar asegurada y debe cambiarse el sustrato de la jaula diariamente para evitar el acumulo de amoníaco. Debe asegurarse la higiene y desinfección regular de la jaula y complementos.


Reproducción

Son fértiles durante todo el año pero la mayor cantidad de nacimientos se dan durante la primera mitad del año. El periodo de gestación dura 32 días y las camadas oscilan normalmente entre 4-12 individuos. Pueden tener varias camadas al año aunque los abortos y la reabsorción de embriones son comunes, posiblemente debido al estrés al que esta especie está siempre sometida.

Los neonatos, llamados gazapos, nacen sin pelo y ciegos. La madre sólo los visita unos pocos minutos al día para cuidarlos y alimentarlos con su leche. Los pequeños son destetados a las cuatro semanas de vida y tanto machos como hembras alcanzan la madurez sexual hacia los 8 meses de edad. Aunque pueden llegar a vivir 10 años, el 90% de los ejemplares no supera el primer año de vida.


Comportamiento social

Son animales territoriales. Machos y hembras marcan el territorio mediante glándulas: submandibulares, inguinales y anales. De esta manera el macho dominante marca a las hembras y a sus crías. Los ejemplares que no pertenezcan al grupo serán expulsados, llegando incluso a matarlos. Hay que evitar que convivan varios machos en la misma jaula.


Alimentación

La fibra no digestible, que debe corresponder como mínimo a un 20 % del total de la dieta, aumenta el tránsito intestinal y previene la formación de bolas de pelo. Dietas con un alto contenido calórico predisponen a la enterotoxemia y a la obesidad, y cualquier cambio en la dieta deberá realizarse de forma progresiva (4-5 días) para permitir la adaptación de la microflora del ciego. El pienso preparado para conejos debe darse en pequeñas cantidades, por la mañana y por la noche; si abusamos de él nuestra mascota puede engordar en exceso. La cantidad de pienso es, aproximadamente, 60 gramos por cada kilogramo de peso, al día (dividido en 2 tomas).

Deben tener siempre agua a su disposición puesto que si les falta no querrán comer.

Prefieren las porciones tiernas de las plantas y los alimentos dulces. Ingieren alimentos fibrosos para asegurar el tránsito gastrointestinal. Son muy selectivos con los alimentos y rechazan aquellos a los que no están acostumbrados.

Composición de la dieta:

Hierba fresca (césped, diente de león, alfalfa…)

Hierba seca (heno, paja…)

Algo de verduras (acelgas, hojas de col, hojas de zanahoria, brócoli, nabo…)

Un mínimo de pienso formulado (con un contenido de proteína inferior al 16 % y un mínimo de un 18% de fibra).

Suplementos: algarrobas, manzana… Si la dieta es equilibrada no son necesarios los suplementos vitamínicos ni minerales.


Vacunaciones

  • A los 2 meses: Vacuna vírica hemorrágica (revacunación anual).
  • A los 3 meses: Mixomatosis. Es un virus que causa hinchazón de cara y zona genital, muy contagioso. Revacunación anual.


Desparasitaciones

Los conejos hay que desparasitarlos cada cuatro meses contra los nematodos (lombrices). Otra patología frecuente son los coccidios.
Hay que tener especial cuidado con los ácaros de la sarna y las pulgas.


Consejos

  1. No deje a su conejo suelto en casa solo. Tienden a roer todo, desde puertas y libros hasta cables de electricidad.
  2. Si hay algún perro o gato conviviendo con ellos, no lo dejes suelto sin vigilancia.
  3. El conejo soporta mal el calor, puede morir de manera súbita; por eso mantenlo a la sombra y en ambiente fresco.
  4. La diarrea por una mala dieta es muy frecuente.
  5. El esqueleto del conejo es muy delicado a diferencia de sus músculos que están muy desarrollados para correr. Un manejo inadecuado puede hacer que el conejo comience a patear con un riesgo grave de fractura de columna.