Categorías

Alimentación

Alimentación

18/03/2016· Conejos

El conejo es un animal estrictamente herbívoro, lo que significa que su dieta se compone sólo de alimentos de origen vegetal: forrajes, cereales, verduras y frutas.

La dieta base de los conejos se compone de una mezcla de heno, forraje verde y pienso a diario que se debe racionar para evitar indigestiones y un engrasamiento excesivo. Además deben tener agua a libre disposición.

Lo más importante a tener en cuenta en su dieta es que los conejos están muy adaptados a una dieta pobre en energía y alta en fibra, que se compone básicamente de hierba. La alimentación incorrecta es la principal causa de enfermedades en el conejo.

El pan seco se da a menudo a los conejos con la creencia de que desgasta los dientes. El desgaste que provoca es escaso ya que se reblandece rápidamente con la saliva y tiene el inconveniente de aportar un exceso de carbohidratos que pueden provocar alteraciones de la flora intestinal.

 

DIETA EQUILIBRADA

Básicamente la dieta del conejo debe incluir HENO, siempre disponible durante todo el día puesto que tiene la fibra esencial para el correcto funcionamiento de su aparato digestivo durante todo el día puesto que tiene la fibra esencial para el correcto funcionamiento de su aparato digestivo. El heno es hierba segada cuando aún está verde y después es desecada. Al estar verdes, el aporte nutritivo es mayor que el de la paja, que es hierba segada cuando ya está seca. El conejo necesita heno para su digestión.

El heno más adecuado es el de gramíneas, que se puede combinar con el de alfalfa. La alfalfa les gustas más, pero como única fuente de alimentación podría favorecer la formación de cálculos por su alto contenido en calcio. Deberemos colocarlo en la rejilla siempre en cantidad suficiente para que el animal tenga comida hasta el día siguiente.

El heno bien conservado debería oler a fresco, y nunca a rancio o a pasado, ni debería tener un aspecto negro-grisáceo o polvoriento en su interior.

 

TIPOS DE HENO

Cuanto más viejo sea más fibras contendrá. Los henos hechos de plantas jóvenes son más digestibles y tiene menos fibra.

Heno hiperenergético: Contiene hierbas jóvenes y trébol de la primera siega. Este heno tiene un olor aromático y es de color verdoso. Son suaves y apetitosos para los conejos, pero son demasiado bajos en la fibra.

Heno del segundo corte. Es adecuado para conejos enfermos o convalecientes.

Heno hipoenergético. Es fibroso y demasiado viejo y/o le faltan las hierbas más nutritivas. Es de un color amarillento y de peor digestión para el animal.

No se debe consumir heno recién cortado, ya que provoca cólicos.

 

PLANTAS, VERDURAS, HORTALIZAS Y FRUTAS

A partir de las 8 semanas se pueden introducir los vegetales y frutas en pequeñas cantidades, una a una y de forma progresiva. Observar si el animal tiene algún problema digestivo (diarrea, cacas blandas…) y en ese caso eliminar de la dieta el alimento que lo produce.

Los alimentos frescos como las plantas, verduras, hortalizas y las frutas no se mantienen frescos durante mucho tiempo, por lo que conviene conservarlos en el frigorífico. No obstante, nunca dar la verdura recién sacada del frigorífico, siempre a temperatura ambiente. Se recomiendan dar 2-3 veces por semana. El exceso de fruta (mayor del 5%) o de verduras ricas en agua como la lechuga y el tomate, pueden desencadenar procesos diarreicos.

Lo mejor es proporcionar los alimentos frescos en forma de ensaladas mezcladas para proporcionarle una variada elección y así no darle una cantidad excesiva de ninguno de ellos.

Es muy importante que todas las hierbas o plantas se laven cuidadosamente antes de dárselas a los conejos debido a que muchos frutos y plantas son tratados con pesticidas. Los alimentos administrados y no consumidos deberían eliminarse diariamente.

En épocas de calor estival es preferible dar los alimentos frescos temprano, por la mañana, cuando la temperatura es más fresca. De este modo las aprovechan más y las ingieren en mejor estado de conservación.

 

- Plantas silvestres

Plantas que se pueden recoger en el campo: hojas de diente de león, zaragatona picuda, aquilea, artemisa, quenopodio, armuelle, alfalfa, trébol amarillo, ortigas tempranas.

Sólo deberemos recoger las plantas que conozcamos. Tener en cuenta que pueden ser vehículo de enfermedades infecciosas del conejo. En particular podemos darle:

  • Diente de León: esta planta crece salvaje por jardines y campo. Las hojas de diente de león son ricas en vitamina A, C, K, B2 (riboflavina) y calcio. Las hojas actúan como un diurético aumentando el flujo de orina. También contienen otras sustancias que estimulan la digestión. Mejor si se recolecta en los meses de septiembre a febrero con la flor aún de color amarillo. Es interesante saber que contiene Vitamina A en mayor proporción que en la zanahoria.
  • Borraja: es una planta de escaso valor calórico. Las principales vitaminas que aporta son la C y la pro-vitamina A, ambas de acción antioxidante con efectos beneficiosos. Elevado contenido en fibra.
  • Trébol: es muy nutritivo y, cuando se deseca, da lugar al mejor de los henos. El trébol es propenso al ataque de un hongo y por ello no debe almacenarse nunca en sitio húmedo.
  • NO MUY RECOMENDABLE es el trébol rojo porque produce gases y flatulencias. Administrar mezclado en pequeñas cantidades y no recoger antes de que salga la flor.
  • VENENOSAS: Cólquico, perejil bastardo, cicuta, belladona, hierba mora negra, laburno, texáceas.

 

- Hierbas medicinales y abrojos

Los conejos son una especie que en condiciones naturales recurre a hierbas medicinales para pequeños trastornos de salud, así como para verdaderas enfermedades.

Las ortigas son ricas en calcio, hierro, fósforo y proteínas. Tiene vitamina D y activa el desarrollo muscular, el cambio hormonal. Se debe administrar la planta fresca, pero no sin dejarla marchitar un poco antes, para que pique menos. Durante el invierno el heno de ortiga es muy nutritivo.

La aquilea, denominada por muchos como tisana (infusión), milenrama, contrarresta las infecciones estomacales y sirve de calmante para los espasmos. En los conejos es especialmente útil contra la flatulencia y las infecciones intestinales. Ya sea fresca o seca, la aquilea no debe faltar mezclada en la comida o como planta medicinal.

 

- Verduras, hortalizas y frutas

Las verduras frescas más adecuadas para la dieta diaria de un conejo son aquellas que son fibrosas, las hojas y los tallos.

Podemos darle acelgas, cilantro, fresas, pera, alcachofas, col, hojas de rábano, perejil (no más de unos cuantos brotes), alfalfa fresca, coliflor, judías verdes, pimiento, apio, diente de león, mandarinas, repollo verde, repollo morado, berros, endivias, manzana, brócoli, eneldo, melocotón, rúcula, canónigos, escarola, naranjas, tomate, cerezas, espinacas, pepino, zanahorias y sus hojas.

  • Acelga: después de la espinaca, es la verdura más apreciada ya que aporta vitaminas, fibra, ácido fólico y sales minerales con un alto contenido de agua (48%). Las hojas exteriores, que suelen ser las más verdes, son las que contienen mayor cantidad de vitaminas y carotenos.
  • Espinacas: Es rica en vitaminas A y E, yodo y varios antioxidantes. No dar cantidades excesivas puesto que contiene gran cantidad de oxalato cálcico que puede llegar a ser tóxico.
  • Brécol: puede causar gases; tiene un alto contenido en vitamina C y fibra.
  • Zanahoria: Es la raíz generalmente más suministrada como alimento a los conejos. Son muy dulces y fácilmente digeridas en todas las edades. La zanahoria tierna y joven es muy sabrosa, las hojas de zanahoria es uno de los bocados más apreciados por los conejos. De todos modos no debe darse a discreción por su alto contenido en azúcares. Contiene fibra, vit C, betacaroteno, potasio, ácido fólico, vit K.
  • Col: Puede hacer daño si se abusa de ella. Un exceso de col dará a la orina del conejo un fuerte olor peculiar. Si se da como alimento a los conejos jóvenes, la col puede causarles fuertes diarreas e incluso exceso de gases.
  • Hojas de remolacha: son una fuente excelente de vitamina A ácido fólico y fibra.
  • Endivia: Rica en calcio y magnesio y bastante rica en provitamina A Muy baja en calorías, con casi un 94 % de contenido en agua y con propiedades diuréticas, rica en fibra
  • Pimiento rojo y verde: Aporta calcio, vitamina A y vitamina C.
  • Lechuga: es uno de los alimentos verdes que se ofrece más regularmente a los conejos. Las hojas amarillas o infectadas por insectos deben descartarse. No hay que dar lechuga a los conejos jóvenes hasta que tengan por lo menos dos meses, y aun entonces hay que administrarla con cuidado puesto que su gran contenido en agua puede provocar diarreas, sobre todo la tipo “iceberg” que además no tiene valor alimenticio. Las hojas exteriores más verdes son las que tienen mayor contenido en vitamina C y hierro.
  • Alfalfa: Es rica en sales minerales como calcio, fósforo, hierro y potasio y en vitaminas como la C, K, D, E y carotenos. No debe darse en exceso por su gran cantidad de calcio.
  • Tomate: dar solo el fruto, no las hojas ya que la planta es tóxica; les gusta mucho.
  • Berro: gran cantidad de vitaminas, como la A, C, D y E.
  • Pepino: Muy recomendable en verano dada su gran cantidad de agua y su efecto refrescante. Contiene betacaroteno (precursor de la vitamina A y por lo tanto antioxidante) en la piel.
  • Achicoria: ayuda en la digestión.
  • Judías verdes: son una importante fuente de proteínas, minerales, vitamina B6, vitamina C y ácido fólico, además de ser diuréticas y digestivas.
  • Apio: como el perejil, contiene apiol que ejerce una acción nociva sobre riñón e hígado, que en los casos benignos se traduce por albuminuria pasajera, oliguria, hematuria o ictericia. En los casos graves llega a aparecer una hepatonefritis que puede ser mortal. NO RECOMENDADO
    Es rico en minerales como el potasio, sodio, magnesio, hierro, azufre, fósforo, manganeso, cobre, aluminio y zinc, además es rico en vitaminas A,C,E y del grupo B.
  • Hinojo o eneldo: contiene calcio, cobalto, hierro, magnesio vit C Propiedades diuréticas, dar con moderación. Si se da en gran cantidad tiene un efecto narcotizante, produciendo problemas respiratorios, alucinaciones, convulsiones y arritmia cardíaca.
  • Perejil: las hojas de todos los tipos de perejil son ricas en vitaminas A, B1, B2, C y D. MUY IMPORTANTE: tóxico a dosis altas.
  • Alcachofa: tras el agua, el componente mayoritario de las alcachofas son los hidratos de carbono, entre los que destaca la inulina y la fibra. Tiene efecto diurético; no debe darse en exceso.
  • Legumbres (frescas o secas): NO DAR, alto contenido en almidones que pueden causar trastornos digestivos y gas.
  • Venenosas: semillas de patatas y alubias crudas.
  • Menos apropiadas: patatas cocidas, lechuga (especialmente en invierno y primavera que vienen de invernaderos muy cargadas de nitratos) y todas las clases de col, ya que suelen causar gases.


- Frutas

  • Melocotón, pera, cereza, manzana: su SEMILLA contiene CIANURO
  • Manzana: es rica en pectina (ayuda a la digestión), azúcares y vitamina C.
  • Uva: dada su abundancia en azúcares, es una de las frutas más calóricas y solo hay que darlas ocasionalmente. Pueden comer las hojas de la vid.
  • Mango: su valor calórico es bajo. Contiene potasio y magnesio. Los frutos maduros son fuente importante de provitamina A y de vitamina C. También contiene, en menor medida, vitaminas del grupo B entre las que destaca los folatos baja en calorías que aporta al organismo antioxidantes, vitamina C y vitamina B5.
  • Sandía: aporta una dosis baja de energía a la vez que una gran cantidad de agua.
  • Piña: las vitaminas más abundantes de la piña son la vitamina C y, en menor cantidad, la tiamina o B1 y la B6. Aporta unas 4 veces más vitamina A que la naranja. Contiene también vitaminas E y del grupo B.
  • Fresa: contiene una cantidad moderada de hidratos de carbono y su valor calórico es bajo. Destaca su aporte de vitamina C.
    Plátano: riquísimo en nutrientes, especialmente potasio, vitamina B6 y ácido fólico y alto en azúcar. Dar ocasionalmente.
  • Naranja: Rica en vit. C y fibra. Evitar que se coman la piel.
  • Frambuesa: (fruto y hojas) cuidado con las espinas. Las hojas y los tallos tiernos de frambuesa les gusta mucho a todos los conejos.
  • Papaya: efecto laxante, vit A y C, contiene papaína una enzima que ayuda a la digestión y es buena para ayudar a eliminar tricobezoares.

 

- Cecerales

  • Avena: sus copos son ricos en proteínas y tienen un gran valor alimenticio.
  • Pipa de girasol: altamente calorífica, debe usarse con moderación.
  • Trigo: forma parte, junto con la avena, de muchas dietas para conejos. El trigo es muy rico en vitamina E y la cáscara en proteínas naturales. Es energético por el alto contenido en hidratos de carbono, así que debe usarse con moderación.
  • Cebada: menos valor nutritivo que las anteriores. Debe usarse con moderación.
  • Maíz: bajo valor nutritivo y muy elevado contenido calórico; les gusta mucho pero debe darse con mucha moderación ya que les engorda en exceso.

PIENSO

Es la mezcla de varios ingredientes a base de cereales, forrajes y suplementos vitamínico-minerales que son sometidos a un proceso de extrusionado y tiene una presentación en grano. Se debe racionar la cantidad. La cantidad de pienso que se le debe proporcionar al conejo es de un 2% de su peso al día. A partir de los 6 meses de edad es conveniente racionarlo (30 gr. al día por cada kilo de peso).

El error más difundido es dar solamente pienso al conejo. Una dieta exclusiva de pienso es adecuada para un conejo de granja, que tiene una vida productiva corta y que no llegará a desarrollar gran parte de problemas por su corta vida. Pero para una mascota el pienso tiene varios inconvenientes graves:

Suele ser pobre en fibra (valores recomendados: 18-24%), favoreciendo problemas de tránsito intestinal.

El granulado requiere muy poca masticación una vez humedecido con la saliva. Esto dificulta el desgaste adecuado de la dentadura, favorece sobrecrecimiento dental.

Es también un alimento muy concentrado para la vida sedentaria del conejo casero por lo que provoca engrasamiento y obesidad.

Los pellets suelen ser muy ricos en calcio y dado que este elemento se absorbe completamente a nivel intestinal, eliminándose su exceso con la orina, un aporte excesivo de pienso da lugar a la formación de arenillas o cálculos de orina.EL AGUA POTABLE

Necesitan tener agua a libre disposición. Los conejos no tienen glándulas sudoríparas, y tienen que regular el exceso de la temperatura de su organismo expulsando el calor en forma de vapor de agua con un incremento de la respiración y de la cantidad de líquido ingerido. Pueden sobrevivir durante varios días sin comida alimentándose exclusivamente de sus cecotrofos, pero no sobreviven cuando se les priva del agua durante periodos superiores a 24 horas.

Son más recomendables los bebederos de tubo o de biberón para el agua. Es importante que el bebedero tenga sistema antigoteo Este tipo de bebedero es más aconsejable que los abiertos. Deberán ser rellenados y renovado el agua cada día.

 

DESGASTE DE LOS DIENTES

El movimiento de la mandíbula al masticar es lateral y unidireccional, lo que produce un desgaste dental correcto.

Los incisivos de los conejos crecen continuamente, y si no tienen un desgaste apropiado van a provocar una mala oclusión dental. Las causas nutricionales que lo provocan pueden ser:

Falta de alimentos fibrosos en la dieta

Déficit de calcio, vitamina D en dieta o alteraciones metabólicas

La prevención consistirá en:

Una dieta equilibrada (rica en vitaminas y minerales) y rica en alimentos fibrosos como el heno favorecerá un correcto desgaste dental

Permitir el acceso exterior a los conejos; aunque son animales de mayor actividad por la noche requieren una pequeña cantidad de luz solar para el metabolismo de la vitamina D.

 

OBESIDAD

Para solucionar el problema de la obesidad, hay que tener en cuenta el régimen de alimentación y su nivel de actividad. La dieta puede ser la adecuada y el problema puede deberse a que el conejo no haga suficiente ejercicio. Si no es así, reduzca la cantidad de comida, especialmente de pienso.

 

RECOMENDACIONES

Hay que mantener siempre limpias las jaulas, para que el riesgo de contaminación de los alimentos debido a la suciedad y de infección sea mínimo.

Alimentación adecuada de lo cual dependerá su salud y bienestar.

Vigilar cualquier cambio en su apetito, que podría ser la primera evidencia de un problema.

No le de suplementos de vitaminas o de otro tipo si ya está comiendo una dieta equilibrada y si el conejo goza de buena salud. El exceso de vitaminas puede ser tan perjudicial como su carencia. Sin duda, consulte a su veterinario.

Servir la comida verde siempre fresca. Y tener heno siempre en la rejilla para que no se ensucie.

Los conejos, especialmente los gazapos, son muy sensibles a los cambios bruscos de dieta. Ésta es una de las principales causas de muerte en los conejos recién comprados. Un simple cambio en la marca de pienso puede ocasionar problemas serios. Cualquier cambio en la dieta, como retirar el pienso y añadir verduras debe realizarse de forma progresiva, ofreciendo pequeñas cantidades de los alimentos nuevos y aumentándolas poco a poco a lo largo de varias semanas.

Comidas a intervalos regulares.

Proporcionar espacio para el movimiento y que el animal se mantenga sano y vital. Si ha acumulado algo de grasa, se le deja un día a la semana en ayunas, sólo con agua y heno. Los conejos son muy propensos a degeneración adiposa del corazón con consecuencias mortales.